Home » Divulgacion » Por un convenio de Software Libre con Uruguay que realmente sea distinto

Por un convenio de Software Libre con Uruguay que realmente sea distinto

Texto tomado de aquí

Para la comunidad de software libre venezolana, el convenio que el gobierno venezolano firmó en 2007 con la nación uruguaya en materia de tecnologías fue vergonzoso. Tres años antes, años el Presidente Hugo Chávez había firmado el Decreto Presidencial 3.390 para la migración a software libre de toda la plataforma del Estado venezolano, pero el convenio que se firmó con Uruguay lo violaba flagrantemente, pautando la adquisición de licencias de un software propietario llamado “Genexus”, desarrollado por la empresa uruguaya Artech en un convenio por varios millones de dólares. Este software generaba, a partir de diagramas y modelados, el código fuente de las aplicaciones que debía usar nuestro Estado, pero al ser una aplicación propietaria violaba el decreto firmado por el Comandante en Jefe.

El dibujar diagramas en una caja negra y que ésta te genere el código fuente de tus programas definitivamente no es soberanía tecnológica. Peor aún: se desconocía el hecho de que en Venezuela existen suficientes técnicos e ingenieros calificados para el desarrollo de aplicaciones y que nuestro país tiene mucha más experiencia en materia de desarrollo de software libre. Para nada se requería pagar a Uruguay millones de dólares para la compra de un programa que generara código fuente.

Muchos camaradas escribieron decenas de artículos en Aporrea tratando de llamar la atención sobre la situación. Finalmente, el gobierno venezolano decidió reestructurar el acuerdo, pautándose con Uruguay la creación del proyecto Altagracia, una versión de Genexus en software libre. Sin embargo, después de varios años Altagracia se estancó y dejamos de recibir noticias sobre el mismo.

El pasado 7 de mayo, muchos nos preocupamos con un comentario del Presidente Nicolás Maduro, quien indicó que se firmaría un nuevo convenio en materia de software libre con Uruguay. Maduro no dio mayores detalles al respecto, lo cual repercutió en que muchos miembros de la comunidad venezolana de software libre prendieran las alertas.

Afortunadamente, varios camaradas del Ministerio de Ciencia y Tecnología contactaron a las vocerías de varios colectivos de la Comunidad de Software Libre a través del Comité de Tecnologías de Información Libres, organizando una reunión la semana pasada para darles detalles al respecto, siempre indicándonos que la información era verídica pero extraoficial pues ellos no han sido autorizados por el Ministerio como voceros para este tema. Sin embargo, les interesa muchoque vayan conociéndose esta información entre las comunidades para evitar descontentos innecesarios.

Se nos explicó que el convenio con Uruguay es complejo e involucra muchos ministerios, no sólo Ciencia y Tecnología. Se nos insistió en que, en esta ocasión, es Uruguay la que está interesada en los desarrollos que Venezuela posee en software libre, y no al revés. Sin embargo, Venezuela reconoce la experiencia de Uruguay en procesos y metodologías, en áreas como gobierno electrónico e interoperabilidad, y está interesada en conocer su arquitectura y forma de solucionar los problemas, más no las herramientas en especial porque Uruguay utiliza herramientas privativas que no nos interesan.

También se nos informó que hace un año el CNTI ordenó el cierre administrativo de Altagracia. El proyecto se detuvo debido al poco interés de Venezuela en esa tecnología, y además había un problema filosófico de base: nadie estaba obligado a liberar el código fuente que se había trabajado. Para cerrar administrativamente el proyecto tiene que rendirse todo lo que se entregó como anticipo (533 mil dólares), dado que los objetivos del proyecto no se cubrieron. “El proyecto, sin embargo, básicamente se terminó, aunque las pruebas no nos permiten tener un sistema funcional, con lo cual ese sistema no nos sirve para lo que queremos hacer en el país”, se nos dijo. En estos momentos se negocia y discute con Uruguay cómo hacer la devolución, posiblemente a través de servicios o metodologías por parte de Uruguay hacia Venezuela, pero NO con herramientas de software.

Otro tema incluido en el convenio es la certificación de empresas para que puedan ofrecer servicios comerciales con países aliados. Hay interés en conocer esa experiencia para ver cómo podría hacerse, a través de estándares como BPM y BPMn, conociendo enfoques metodológicos, organizativos, asesorías y financiamiento para adecuación de las empresas.

Autores: Comité de Voceros de Tecnologías de Información Libres.

Mariángela Petrizzo
Nerissa Aguilera
Stephenson Prieto
Elías Cisneros
Octavio Rossell
Luis Ernesto Rivero
Ernesto Cabrera
Luigino Bracci
José Leonel Subero
Peter Blanco
Joan Espinoza

Advertisements

6 Comments

  1. Estimados compañeros del Comité TIL

    Lo leido en este artículo, lleno de impresiciones y medias verdades, me obilga a escribir este comentario para tratar de aclarar algunos puntos.

    En un primerísimo lugar, dado que es la gran primera impresición de este escrito, hay que aclarar que el convenio original de cooperación tecnológica entre Venezuela y Uruguay, donde se nos trata de “vender” a Genexus (herramienta privativa, dependiente y generadora de dependencia de Java) no fue firmado en el año 2007, sino en el año 2006. La nota de prensa original de la en la aquel entonces ABN, con fecha del 27/11/2006 dice textualmente:

    “En el marco del convenio energético establecido entre Uruguay y Venezuela, que busca consolidar un proceso de transferencia en Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) a través de programas de intercambio y cooperación, se llevó a cabo en las instalaciones del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MTC), el segundo curso de capacitación de técnicos en el Desarrollo de Aplicaciones de Última Generación como Genexus.

    El Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI) y la empresa Lagencor, son los encargados de desarrollar un proyecto de cooperación tecnológica que apunta a fortalecer el manejo de conceptos primordiales y elementos necesarios para el diseño, desarrollo y prototipos de aplicaciones en Genexus 9.0.

    Esta herramienta se orienta a desarrollar sistemas con grandes bases de datos que comprenden medios centralizados y distribuidos y aplicaciones Web. Los sistemas abarcan módulos de data warehouse, Web services, portales corporativos, entre otros……….”

    A partir de los cambios de autoridades y la creación del lamentablemente hoy extinto MPPTI en enero del 2007, se trabajó con mucho ahinco en corregir esa situación (cosa nada facil de corregir cuando se habla de convenios por montos de esas cantidades, y cuando son Internacionales) lográndose ya para inicios del 2008 transformar ese proyecto original en el Proyecto Altagracia [1]

    El proyecto Altagracia, que ni dependía de tecnología privativas ni generaba código en Java, se ejecutó, no sin muchos retrasos y ajustes (generados en gran medida por la desaparición del MPPTI en Junio del 2009 y los posteriores cambios ministeriales en el fucionado MCTi) hasta donde su alcance lo contemplaba. Sin poder recordar a ciencia cierta la fecha, pero en el primer semestre del 2012, ese proyecto estaba finalizado tecnológicamente, y se estaba discutiendo una segunda fase de su desarrollo. Por lo tanto he aquí otra aclaratoria de que si “el CNTI ordenó” el cierre administrativo del proyecto. Todos los proyectos se cierran administrativamente (o así debería hacerse).
    Tal vez las autoridades ministeriales y del CNTI a mediados del 2012 decidieron no extender ese proyecto a una nueva fase, decisión por lo demás legítima y tal vez conveniente desde el punto de vista estrictamente tecnológico, pero que en mi opinión demuestra poca seriedad con aquellas instituciones que habian migrado a herramientas basadas en GENEXUS y estaban esperando Altagracia como generador compatible con las KB de Genexus para “liberar” sus sistemas.
    Tampoco se puede ignorar el tipico tema de echar para atrás algo donde el Estado ya invirtió X cantidad de recursos y tiempo por que “es anterior a mi gestión”, con la gran ironía que esas mismas autoridades que toman esa decisión avalaron desde sus distintas posiciones de responsabilidad ministerial (y de Consejo Dirtectivo del CNTI) el proyecto Altagracia en diferentes oportunidades desde inicios del 2010.

    Esta historia tampoco puede entenderse sin el contexto GEOPOLÍTICO. Esos convenios tienen razones de ser que van mucho más allá de los tecnológico, y Uruguay, aparte de su capacidad agropecuaria, solo tiene su capacidad Tecnológica para brindar ciertas “contraprestraciones”. Hoy está “de moda” BPM y BPMn (?) y se quiere que la contraprestación sea esa (aún cuando no estamos ni cerca del nivel de madurez para algo así a nivel macro, y que desechamos soluciones de interoperabilidad RESTf que ya teníamos desarrolladas en los mismos entes del MCTI [2]) y eso es legítimo, pero quien sabe si adecuado.

    Por último, me parece que no es labor del Comité TIL restarle transparencia de cara a la comunidad a las discusiones que se tengan con voceros oficiales del MCTI. Me parece muy poco transparente que la información provenga de anónimos “camaradas” y que la información sea “veraz pero extraoficial”. Por que yo a la gran mayoría de los integrantes de este comité les tengo mucho respeto profesional y personal, y no me gusta tener que poner en ustedes el peso de tonterias como “nadie estaba obligado a liberar el código fuente que se había trabajado” con Altagracia, pero eso pasa cuando la fuente es anónima y extraoficial.

    Espero que esto sirva de alguna reflexión, que al fin y al cabo es la intención, y cuenten conmigo, como siempre, para cualquier aclaratoría, información o apoyo que yo pueda brindar.

    Saludos

    Carlos González R.

    [1] http://www.aporrea.org/tecno/n109605.html
    [2] http://interop.cenditel.gob.ve/

  2. Hola Carlos, con todo respeto, realmente es una “gradísima imprecisión” equivocar 2006 por 2007? … no hablamos de una década hombre! … ya hablando en serio, Tengo la impresión de que estuviste vinculado directamente con el tema, puedes enviarnos documentos (no reseñas de prensa) que sustenten que el código de Altagracia y de lo que se produciría sería liberado?

    Saludos

  3. Mira Carlos, yo a ti te respeto bastante, al igual que a la persona que nos pasó la información. Yo no me jugaría mi reputación para dar una información a nombre de otra persona a menos que sea una persona que haya demostrado a través de todo este tiempo ser muy seria en su forma de actuar, y creo que ese es el caso de esa persona que nos pidió informar del tema. Sin embargo, tampoco soy un EXPERTO en Altagracia (para serlo hubiera tenido que tener acceso a puntos de cuenta, contratos, documentos, código fuente, entrevistar a sus trabajadores, es decir, auditar Altagracia; y allí sí podría responderte con absoluta propiedad), así que, como uno de los voceros TIL, lo más que creo que podemos hacer es transmitir tus inquietudes a esta persona a ver si se anima a responder algo.

    Ahora bien: lo que sí recuerdo en todo este tiempo son las continuas quejas de un montón de gente, pidiendo a cada rato que se explique que pasó con Genexus y Altagracia, y NADIE respondía. NADIE.

    Todos conocen aquí que, hace apenas semanas, un empleado y un ex empleado del Proyecto Canaima, así como otros empleados del CNTI (obvio que no me refiero a ti) se estaban riendo y burlando del Comandante Chávez en sus últimas semanas de vida, haciéndolo en las mismas cuentas de Twitter donde también ofrecían “screenshots” y exclusivas sobre Canaima que ni siquiera la cuenta oficial @CanaimaGNULinux se atrevía a ofrecer. Y no se tomó ninguna medida disciplinaria contra esos señores, a pesar de las fuertes críticas de alguno de nosotros.

    Así que por favor, no me vayan a responder que no podían hablar de Altagracia porque lo tenían prohibido, porque si el hablar mal de Chávez en medio de su enfermedad no fue objeto de sanciones, no creo que el escribir un artículo diciendo “Altagracia ya fue terminado, descarguen su código fuente de aquí http://www.xxxyyy.com” iba a ser objeto de alguna medida disciplinaria.

    Y lo anterior fue una crítica constructiva tanto contra ti, como contra el camarada del MPPCTI que nos pasó la información de Altagracia en la que se basó el texto que publicamos arriba.

    • Luigino.

      Primero quiero aclarar que yo no arriba no expuse ninguna inquietud para ser trasladada al MCTI, expuse en todo caso una aclaratoria a ciertas impresiciones en el texto original y una inquietud al Comité TIL, a ustedes. Creo que si algo hay que trasmitirle al MCTI es lo que tu expones, que se haga público el material que a bien detallas y el por qué no se publicó (o se quito de la forja) lo que se hizo de Altagracia. Igual reitero lo que expuse en el Twitter. Juan Blanco (@jblancoB) en su carácter de Jefe de la OAC del CNTI podría (y debería) canalizar cualquier solicitud en base a la Ley Orgánica de Contraloría Social [1]
      Yo creo que el Comité TIL tiene el carácter que esa Ley establece para hacer dicha solicitud.

      Lo otro es que yo nunca recibí ni emití instrucción alguna en mi tiempo en el CNTI para que no se hablara de Altagracia, de hecho, simples busquedas de Google arrojan información acerca de ese proyecto, incluyendo Memoria(s) y Cuenta(s) del CNTI e incluso listas de discusión internas del CNTI que por alguna razón están abiertas a cualquier persona en la web.

      Yo asumo mis desaciertos, pero las responsabilidades de dar la información y publicar los resultados del desarrollo realizado no están en mis manos desde como hace año y medio. Igual gracias por la crítica, sin duda hay cosas que hoy en día se que se pudieron hacer mejor.

      Saludos

      [1] http://www.sundecop.gob.ve/pdf/Ley%20Organica%20de%20Contraloria%20Social%282%29.pdf

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: